Como hemos podido leer en la publicación del día de hoy realizada por El Economista, “El Consejo de Ministros aprobará el próximo martes un Real Decreto-Ley, al que ha tenido acceso elEconomista, en el que, entre otras medidas, se relajan las exigencias de la Ley Concursal, se amplía plazos y se prevé la creación de nuevos juzgados especializados, siguiendo la línea de las propuestas del Consejo General del Poder Judicial

La Ley Concursal sufrirá una serie de modificaciones para ayudar a las PYMES, autónomos y particulares que se encuentren en una situación de insolvencia como consecuencia de los efectos del Covid-19. Dentro de estás modificaciones podemos encontrar: el aumento del plazo para llegar a un acuerdo con los acreedores a través del plan de pagos, es decir, prolongar el tiempo de la primera fase, fase extrajudicial, de la Ley Concursal; cambios sobre el inventario y la lista de acreedores; por último, tramitación preferente.

Plan de viabilidad y plan de pagos

Durante el año siguiente al fin del estado de alarma, el concursado
podrá presentar una propuesta de modificación del convenio en período de cumplimiento, a la que acompañará una relación de los créditos concursales que estuvieran pendientes de pago y de aquellos que, habiendo sido contraídos durante el periodo de cumplimiento del convenio, no hayan sido satisfechos, así como un plan de viabilidad y un plan de pagos. La propuesta se tramitará con arreglo a las mismas normas del convenio originario.

A lo largo de los seis meses siguientes al fin del estado de alarma, el juez trasladará al deudor las solicitudes de declaración de incumplimiento del convenio que presenten los acreedores, pero no las admitirá a trámite hasta que transcurran tres meses desde la fecha de presentación. En esos tres meses, el concursado podrá presentar propuesta de modificación del convenio, que se tramitarán con prioridad sobre la solicitud de declaración de incumplimiento.

No declaración de concurso de acreedores

Hasta el último día de este año, no tendrá el deber de solicitar la declaración de concurso el deudor en estado de insolvencia por el Covid-19, que haya comunicado al juzgado el inicio de negociación con los acreedores para alcanzar un acuerdo de refinanciación, o uno extrajudicial de pagos, o, en su caso, para obtener adhesiones a una propuesta anticipada de convenio, aunque hubiera vencido el plazo establecido en la Ley Concursal.

Es decir, todo aquel que haya iniciado la primera fase de la Ley Concursal para llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos, no tendrá la obligación de presentar concurso, es decir, iniciar la segunda fase del concurso, hasta el último día de este año.

Por lo tanto, todo aquel que crea que se va a encontrar en una situación de insolvencia a causa del Covid-19, lo mejor es iniciar el procedimiento para llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos y conseguir un plan de pagos viable para poder hacer frente al pago de las cuotas.

Tramitación preferente

Se tramitarán con carácter preferente siete tipos de procedimiento:

1) los incidentes concursales en materia laboral

2) las actuaciones orientadas a la venta de unidades productivas o de los elementos del activo

3) las propuestas de convenio o de modificación de los que estuvieran en período de cumplimiento, así como los incidentes de oposición a la aprobación judicial del convenio

4) los incidentes de oposición a la aprobación judicial del convenio

5) los incidentes concursales sobre reintegración de la masa activa

6) la admisión a trámite de la solicitud de homologación de un acuerdo de refinanciación o de la modificación del que estuviese vigente

7) la adopción de medidas cautelares y, en general, cualquier otra que, a juicio del Juez del concurso, puedan contribuir al mantenimiento y conservación de los bienes y derechos.

Modificaciones que afectan al Mediador Concursal

Con el objetivo de mejorar la primera fase extrajudicial del procedimiento, el mediador concursal designado deberá aceptar el cargo, salvo causa justificada. Si no lo acepta, sin justificación, no podrá ser designado ni mediador ni administrador concursal por un plazo de 3 años.

En la práctica esto mejorará los plazos del procedimiento y el llegar a un acuerdo extrajudicial de pagos, ya que anteriormente se presentaban muchos casos en los que ningún mediador aceptaba el cargo y, por nuestra parte, estábamos obligados a presentar el concurso de acreedores voluntario.

En CCB abogados y economistas creemos que estás modificaciones ayudarán a solventar la crisis económica actual y futura derivada de las consecuencias del COVID-19, sobre todo en PYMES y autónomos. Es por ello que recomendamos acudir a una primera visita para analizar en qué situación se encuentra y poder iniciar los trámites lo antes posible.

Puede contactar con nosotros llamando o enviando un Whatsapp a nuestro teléfono +34 619 04 32 53