3. Fondos y especuladores extranjeros, a por los impagos de los españoles